El peor enemigo de tu armario son las humedades

Si padece de humedades en su hogar es muy probable que los abrigos que está guardando ahora en primavera desprendan un desagradable olor cuando los vuelva a sacar del armario con la llegada del invierno. El mal olor es, precisamente, el primer síntoma de humedad que detectamos en nuestra ropa. Pero ojo, que no es el único. Despúes de pasar un largo período en el armario, las prendas de ropa pueden presentar hongos producidos por el moho que originan las humedades. Un grave problema que va más allá de lo estético, puesto que la ropa con moho, al entrar en contacto con la piel, puede ocasionar problemas de alergia, picazón o irritación.

¿Son útiles los consejos y trucos para acabar con las humedades en nuestra ropa?

La ropa de nuestro armario nunca estará a salvo de las humedades. Es cierto que existen algunos consejos de almacenaje para evitar que nuestra ropa se impregne de este olor, así como algunos trucos para quitar el olor a las prendas ya afectadas, pero no dejan de ser parches provisionales a un problema que seguirá existiendo hasta que las humedades sean erradicadas.

Algunas acciones de almacenaje que podemos llevar a cabo es guardar la ropa envasada al vacío o dentro de cajas de pástico, así como introducir bolsitas de arroz o bolas antihumedad en el armario. El problema de estos trucos caseros es que no siempre son de ayuda. Todo depende del tipo de humedad que padezca su hogar y de la gravedad de la misma. Lo mismo sucede cuando la ropa ya está afectada por el olor a humedad. Se puede utilizar una combinación de vinagre, bicarbonato y agua para eliminar el olor y el moho adherido a la ropa, pero siempre y cuando el deterioro sea leve. Además, hay que tener en cuenta que no toda la ropa es igual, sino que las prendas están elaboradas de distintos materiales de los que es imposible revertir los efectos de las humedades.

De esta forma, a veces pueden ser de utilidad estos consejos y trucos, pero nunca constituyen una solución denifitiva ni a largo plazo. En muchas ocasiones, le acabará saliendo más caro confiar en pequeñas soluciones provisionales que contactar con una empresa especializada para que lleve acabo una reparación profesional de las humedades que afectan el hogar. En HidroStop contamos con 30 años de experiencia que nos avalan como expertos en la erradicación definitiva de cualquier tipo de humedad.